Copa Libertadores, cambio de sede

La final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo de Brasil cambió de sede y en lugar de Santiago de Chile la Conmebol decidió que se dispute en en Lima el próximo sábado 23 de este mes, según se confirmó oficialmente.


Tras arduas negociaciones que se llevaron a cabo en el edificio central de la Conmebol en la localidad paraguaya de Luque, en donde estuvieron representantes del organismo, además de River, Flamengo y las asociaciones de fútbol de ambos países, y de Chile, se decidió cambiar la sede de la final.


La decisión obedeció a los graves problemas sociales que se registran en Chile, debido a las protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera ya que el escenario elegido, en un principio, era el estadio Nacional de Santiago.


La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), anunció que devolverá el dinero de las entradas a aquellos que habiéndolas adquirido, no puedan viajar a Lima y a la vez señaló que colaborará con las aerolíneas para que éstas cambien los pasajes de quienes habían comprado ya sus tickets para viajar a Santiago.


Lo hizo mediante un comunicado emitido en el que explica que devolverá dinero y cómo distribuirá nuevos códigos de acceso a la compra para quien quiera ir a Lima.


Ante la creciente demanda, los pasajes en avión no paran de aumentar, con y sin escala desde Buenos Aires y Chile hacia Lima, nueva sede de la final de la Copa Libertadores, y es por eso que el organismo rector del fútbol sudamericano formuló una serie de anuncios sobre qué pasará con las entradas, tanto las ya adquiridas como las que habrá a disposición para ver el duelo entre River Plate y Flamengo.

Noticias relacionadas


1) CONMEBOL procederá a devolver el 100% del precio de las entradas a los hinchas que ya las hayan adquirido, a través del mismo medio por el cual realizó la compra.


2) A dichos hinchas, se les remitirá un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido dicho plazo, el código quedará invalidado y las entradas se pondrán a la venta para el público en general.


Alejandro Domínguez explicó por su parte que la entidad que preside trabajará con las aerolíneas para conseguir tarifas moderadas y facilidades para el cambio de destino.