Reina Isabel, Principe Harry y Meghan MarkleReina Isabel II, Meghan Markle y el Príncipe Harry

La reina Isabel II de Inglaterra dio su aprobación a los deseos de su nieto el príncipe Harry y a su esposa Meghan de tener un futuro más independiente luego de las negociaciones sobre una crisis que involucró a miembros de alto rango de la familia real británica.

 

"Mi familia y yo apoyamos totalmente el deseo de Enrique y Meghan de crear una nueva vida como una familia joven", dijo la monarca de 93 años en un comunicado.

 

"Aunque habríamos preferido que ellos siguieran siendo miembros en funciones a tiempo completo de la familia real, respetamos y entendemos sus deseos de vivir una vida más independiente a la vez que seguirán siendo una parte valiosa de mi familia", agregó.

 

La reina Isabel dijo que habrá un período de transición durante el que la pareja pasará tiempo en Reino Unido y Canadá, agregando que hay más trabajo por hacer para concluir los futuros arreglos para la pareja.

 

Conmocionando al país y sorprendiendo a la familia real, con la que no habían consultado, Harry de 35 años y Meghan de 38, duques de Sussex, anunciaron la semana pasada que abandonaban sus funciones como miembros de primer plano de la realeza, pese a no renunciar a sus títulos nobiliarios y seguir "apoyando a la reina", pudiéndola representar si necesario en actos oficiales o el extranjero.