Javier RotondoJAVIER ROTONDO, PRESIDENTE DE LA CONFEDERACIÓN DE ASOCIACIONES RURALES DE LA TERCERA ZONA.

Noticias relacionadas

 

Los dirigentes agropecuarios mostraron preocupación ante las nuevas medidas sobre las operaciones en dólares y marcaron, principalmente, que se acentuará el desfasaje entre el valor de la moneda extranjera para exportar y el precio de la misma a la hora de comprar los insumos.

 

El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Javier Rotondo, auguró un incremento en las retenciones al sector. En diálogo con LN+, sostuvo: "La conclusión general es que huyamos cuanto antes de esta situación de locura que vive hoy el país en todos los aspectos".

 

En una entrevista con el periodista Fernando Carnota, Rotondo dijo que "el manotazo va a venir", en relación con la suba de impuestos. Explicó que, además de la "distorsión en el tipo de cambio", hay otros factores influyentes, como la sequía. "Todo hace indicar que se va a recalentar la campaña gruesa y eso calienta los precios. Ese aumento, sumado a esta devaluación encubierta, va a generar que se posen los ojos fiscalistas de este tipo de estado populista sobre las retenciones, estamos esperando que venga el banquinazo", anticipó.

 

En cuanto a la posible reacción del área si ello ocurre, Rotondo sostuvo que la diferencia con la anterior crisis entre el kirchnerismo y el campo es que "en 2008 fue un problema realmente sectorial" y ahora es "de toda la sociedad del interior".

 

"No es solo el sector agropecuario, es una cadena enorme de sectores que están francamente complicados y va a haber un clamor y una necesidad de respuesta, que va a hacer que el nivel social esté en ebullición. Hoy somos todos el conjunto de quienes asistimos a este tristísimo espectáculo que es el Estado queriendo estar totalmente de espaldas a la gente del sector privado y que trabaja", agregó.

 

El dirigente rural indicó que tenían esperanza de que Alberto Fernández "fuera un presidente que viniera a cerrar la grieta", pero expresó que "están yendo por todo, con sed de revancha".