Diego Maradona, Agencia NADiego Maradona, Agencia NA.

Los fiscales de San Isidro pidieron información sobre el movimiento que hubo de las cuentas bancarias de Diego Maradona y apuntan a determinar si el exjugador tenía pleno dominio sobre sí o podría estar siendo manipulado por alguien de su entorno.

 

La información solicitada por los fiscales de San Isidro fue hecha al juzgado civil y comercial de La Plata donde tramita la sucesión de los bienes de Maradona y ya cuenta con ese tipo de documentación.
  

Según fuentes judiciales consultadas, los fiscales quieren saber cómo fueron los manejos de dinero de Maradona teniendo para ello el movimiento de las cuentas bancarias de los meses de octubre y noviembre, y entre otras cosas, quienes las operaban y qué tipo de erogaciones se hacían entre ellas al equipo de médicos que integraban el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.
  

Las sospechas de los fiscales es que para ese entonces Maradona en virtud de su estado de salud podía estar siendo manipulado por su entorno, algo que acusan sus propias hijas al disparar directamente sobre el abogado Matías Morla quien figura como apoderado en algunas de las cuentas del "diez" y de algunas de las empresas creadas por el exfutbolista para distintos contratos.
  

En ese sentido, evalúan si para ese momento Maradona tenía pleno conocimiento de sus facultades.