Catherine Colonna, canciller de Francia. Foto: REUTERS.Catherine Colonna, canciller de Francia. Foto: REUTERS.

El presidente francés, Emmanuel Macron, nombró a la embajadora en Reino Unido, Catherine Colonna, como nueva ministra de Relaciones Exteriores y al hasta ahora ministro para los Territorios de Ultramar, Sébastien Lecornu, al frente de la cartera de Defensa, en los dos cambios más destacados del Consejo de Ministros de su nuevo gobierno, con el que busca un impulso antes de las legislativas de junio.

 

Lecornu, cuyo nombre pasó a la escena internacional como mediador de las protestas de finales del año pasado en los territorios de Guadalupe y Martinica, asumirá el cargo de nuevo ministro de Defensa en sustitución de Florence Parly, mientras que Colonna, de 66 años, asumirá las riendas de la diplomacia en sustitución de Jean-Yves Le Drian.

 

La flamante canciller tiene una larga experiencia diplomática, al frente de las representaciones en la Unesco, Italia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y, desde septiembre de 2019, en el Reino Unido.

 

Esta diplomada de la Escuela Nacional de Administración (ENA) también ejerció de 2002 a 2005 de ministra delegada de Asuntos Europeos durante la presidencia del conservador Jacques Chirac, de quien fue su vocera de 1995 a 2004, informó la agencia de noticias AFP.

 

Colonna es una de las principales novedades del nuevo gobierno, que tendrá a Élisabeth Borne al frente -la segunda mujer primera ministra después de Édith Cresson (1991-1992)-, junto a los titulares de Educación y de Cultura.

 

Pap Ndiaye, un historiador de 56 años especialista de las minorías y actual director del Museo de Historia de la Migración, asumirá la política educativa de Macron, salvo Universidades, que tendrá al frente a Sylvie Retailleau.

 

La franco-libanesa Rima Abdul Malak, de 43 años, fue nombrada ministra de Cultura. Esta experta del espectáculo en vivo fue consejera de cultura del presidente francés y del ex alcalde de París, el socialista Bertrand Delanoe.

 

La transición ecológica y energética, una de las prioridades del presidente, estará en manos de dos ministras salientes de su confianza: Amélie de Montchalin y Agnès Pannier-Runacher, respectivamente.

 

Además de Borne, otros miembros del anterior ejecutivo liderado por Jean Castex continúan, como Lecornu, que pasa del ministerio de Ultramar a la Defensa, en un momento de inquietud por la ofensiva rusa en Ucrania y sus efectos.

 

El ministro de Economía, Bruno Le Maire, que capeó las consecuencias de la pandemia y mantiene una buena relación con Martín Guzmán, seguirá en el cargo, al igual que su último par en Interior, Gérald Darmanin. Ambos se unieron a las filas del centrista desde la derecha en 2017.

 

Con el nuevo gobierno, Macron, reelegido el 24 de abril con un 58,55% de votos frente a la candidata de ultraderecha Marine Le Pen, busca reequilibrar su imagen de mandatario de centro-derecha y lanzar un guiño a los votantes de centro-izquierda.

 

Aunque los sondeos auguran una nueva mayoría para el oficialismo en las legislativas del 12 y del 19 de junio, éste enfrenta un frente de izquierdas, liderado por el ala radical, y una extrema derecha fuertes.

Noticias relacionadas

Francia
Emmanuel Macron