Medicina cardiovascular - Cardiología - Pacientes cardiológicos - Salud

Noticias relacionadas

 

René Favaloro, cambió para siempre a la medicina cardiovascular en la Argentina y, curiosa vuelta del destino, terminó con su propia vida con un certero disparo al corazón. Fue hace ya 18 años, pero su legado permanente sigue vive y revitalizado a través de su propia Fundación.

 

El médico cardiólogo Oscar Mendiz (MN 73.900) es director del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (ICYCC) de la Fundación Favaloro, y en diálogo con Infobae sostuvo: "El lema 'tecnología de avanzada al servicio del humanismo médico' lo puso él y tratamos de sostenerlo a rajatabla. Primero para mantenernos nosotros y a la institución actualizada con tecnología de punta (y eso lo hemos hecho siempre, aún en los períodos de crisis), siempre antepusimos a los pacientes, cuidándolos desde una mirada humana y teniendo los equipamientos y dispositivos que son necesarios para obtener resultados iguales a los de cualquier lugar del mundo".

 

El profesional de la salud, así mismo, destacó que "el aumento de la expectativa de vida es un desafío para la medicina y para los sistemas de salud", no sin dejar de reconocer que "la tecnología es un arma fundamental" para poder estar en perfectas condiciones de responderle a gente que cada vez vive más años.

 

"En cuanto al diagnóstico, hoy podemos conocer el cuerpo humano de una manera extraordinaria, es llamativa la calidad de imágenes que podemos obtener y yo creo que ahí está la clave del gran avance. Los estudios de laboratorio por supuesto que evolucionaron, pero creo que las imágenes, tanto las tomografías, las ecografías en tres y cuatro dimensiones y en tiempo real asisten al diagnóstico y luego al tratamiento -resaltó el cardiólogo-. Y en el tratamiento hoy podemos resolver patologías cada vez más complejas mediante intervenciones mínimamente invasivas, que reemplazaron a las grandes cirugías", comentó Mendiz durante la entrevista.

 

Medicina cardiovascular - Cardiología - Pacientes cardiológicos - Salud

 


Según el médico especialista, "la certeza que se tiene al momento del diagnóstico, y en segundo lugar, el equipamiento con que hoy se cuenta para poder guiar ese tipo de procedimientos, sumado a los dispositivos cada vez más sofisticados que tenemos para introducir al paciente, ya sea para hacer la intervención, o para dejar implantable, es la clave del crecimiento de la medicina cardiovascular". "La gente lo que más conoce es el stent, pero hoy podemos cambiar todas las válvulas del corazón sin abrir el pecho mientras el corazón está funcionando".

 

Pero claro que pese a tantos avances, muy vertiginosos en los tiempos que nos tocan vivir, persiste un problema que aqueja cada día más. Hablamos de la prevención de problemas cardiovasculares, algo en que los pacientes no son tan perseverantes.

 

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en la Argentina, incluso sobre el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes, y los principales factores de riesgo (como por ejemplo hipertensión, obesidad, tabaquismo, colesterol alto, diabetes, sedentarismo) son evitables en todos los casos.

 

Dice Mendiz sobre el particular: "Hipertensión, obesidad y diabetes ya se definen como pandemia, y en esos tres factores, el mundo ha empeorado. Uno de cada cuatro argentinos es hipertenso, muchos de ellos no están bien controlados y cada vez tenemos más diabéticos, enfermedad que es motivada por la epidemia de obesidad, que tiene que ver con la mala alimentación y los malos hábitos".

 

En el mismo sentido y consultado sobre la incidencia de la obesidad infantil en la salud de las generaciones del futuro, subrayó el médico cardiólogo: "Si uno mira por la calle, tenemos muchos niños obesos, y a veces se cree que el exceso de peso en la infancia no tiene trascendencia y en realidad, hay que saber que eso va a progresar y empeorar".

 

En el mismo sentido Mendiz resaltó que "los niños son los únicos que tienen capacidad de aprendizaje de hábitos saludables que perduren en el tiempo", y agregó que "tener una alimentación saludable es algo que se aprende entre los tres y los cinco años, y si no se incorpora en ese momento después cuesta mucho más. Cuando alguien se acostumbró a comer muy salado, después cuando es hipertenso le cuesta mucho más dejar la sal".