Luis Miguel - concierto Buenos Aires

 

Con un show en donde primó la pulcritud y carente de mayores sorpresas, el astro mexicano de la canción romántica Luis Miguel provocó anoche un verdadero goce colectivo en un público predominantemente femenino que colmó el Campo Argentino de Polo, en el barrio porteño de Palermo, en la primera de las dos presentaciones del músico previstas en Buenos Aires.

 

El popular cantante optó por echar mano a todos los grandes éxitos de su extensa carrera, acompañado por una correcta banda que, al igual que él, no se salió nunca del libreto, y apeló a toda una serie de mohines, lo que bastó para despertar la locura en sus exaltadas fans.

 

Al igual que en su paso del martes pasado por Córdoba, y del inicio de la gira "México por siempre" con cuatro fechas en Chile, el artista mexicano combinó clásicos boleros, canciones románticas y algunas composiciones más cercanas al género conocido como pop latino, en un combo que maneja a la perfección.

 

El cantante se presentó con éxitos como Si te vas, Tú, solo tú, La incondicional, No se tú (el célebre cover de Armando Manzanero) y Fría como el viento, con los que levantó suspiros, generó aullidos y mucho frenesí entre sus fanáticas más fervorosas.