Evo Morales, Bolivia, agencia NAEvo Morales 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció este domingo a su cargo en medio de masivas protestas en su contra.

 

"Tengo la obligación de buscar la paz", dijo el mandatario boliviano al anunciar que dejaba el gobierno para intentar frenar la escalada de violencia desatada.

 

Tras la renuncia Morales se refugió en la localidad de Chimoré junto al vicepresidente Álvaro García Linera.

 

Noticias relacionadas

Evo aseguró que su renuncia "no es ninguna traición" y convocó: "La lucha sigue. Somos pueblo". "Dejamos una nueva Bolivia en proceso de desarrollo. Le digo a las juventudes: sean humanos con los más humildes", añadió.

Más temprano los jefes de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Bolivia pidieron al mandatario que renuncie: "Luego de analizar la situación conflictiva interna, pedimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad, por el bien de nuestra Bolivia", dijo el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, general Williams Kaliman, ante la prensa.

 

"Nos sumamos al pedido del pueblo boliviano de sugerir al señor presidente Evo Morales que presente su renuncia para pacificar al pueblo de Bolivia", declaró por su parte el comandante general de la Policía, general Vladimir Yuri Calderón.

Crisis en las calles de Bolivia, REUTERS	Crisis en las calles de Bolivia, REUTERS

Morales había convocado este domingo a nuevas elecciones, tras una auditoría de la OEA que detectó "irregularidades" en los comicios, pero su anuncio no conformó a líderes opositores que volvieron a exigir su renuncia en medio de tensiones crecientes y ataques a casas de funcionarios.

 

El presidente Evo Morales dejó La Paz y se encuentra reunido con dirigentes cocaleros de Cochabamba.

 

Fuentes de la Organización de los Estados Americanos (OEA) confirmaron a la prensa que Morales aterrizó en Cochabamba tras dejar La Paz en el avión presidencial.