Le impedían entrar a Santiago del Estero y caminó cinco kilómetros con su hija enferma en brazosLe impedían entrar a Santiago del Estero. Caminó 5 km. con su hija enferma en brazos 

Una noticia sorprendió por estas horas: un hombre caminó cinco kilómetros con su hija de 12 años en brazos después de que efectivos policiales les negaran el ingreso a la provincia por las restricciones impuestas por la pandemia. Según relató la familia, volvían de llevar a la nena a una consulta médica en Tucumán, donde sigue adelante con un tratamiento contra el cáncer. Pero de manera sorpresiva, fueron demorados por efectivos y hasta tuvieron que esperar dos horas en el puesto de control del paso fronterizo. El hecho sucedió en el límite entre Tucumán y Santiago del Estero.

 

La niña se llama Milagros Abigail Jiménez, es santiagueña y su tratamiento se realiza en el Hospital de Niños de Tucumán. En el momento del regreso, transitaron ante la Policía del puesto de control limítrofe en Las Termas y cuando les pidieron una autorización del Comité de Emergencia, se sorprendieron por la respuesta recibida de no poder seguir el camino: “Paso siempre, no me podés hacer esto”, rogó el papá de la nena, en medio del llanto desesperado de Milagros, imágenes que quedaron registradas en video.

 

Mientras Carmen, la mamá de la niña, relató el hecho: llegaron a Tucumán a las 8, fueron al centro de salud y más tarde, a la Terminal donde les tomaron los datos. "Luego pagamos el peaje y cuando quisimos entrar a Las Termas, el oficial nos pedía un pase de emergencia. Mi hija lloraba y estaba con un shock de nervios", dijo en entrevista con La Gaceta.

 

Noticias relacionadas

Los padres de Milagros temían que su hija se infectara la herida que tiene en la pierna. "Solo le pedía (al policía) que nos deje ingresar porque ya hacía bastante calor y encima estaba lleno de moscas e insectos", contaron. Fue entonces que por los gritos de dolor de Milagros, el padre se bajó del auto, tomó a su hija en brazos y caminó a su provincia.

Le impedían entrar a Santiago del Estero y caminó cinco kilómetros con su hija enferma en brazos 

La madre, manifestó su indignación con una frase a los policías: "No tenés corazón, hermano". Fueron cinco kilómetros a pie, con la nena en brazos. Hasta que los vio un funcionario municipal y tomó la decisión de llevarlos a su casa. "Fue un dolor muy grande ver a Milagros cómo lloraba y que la Policía no tenga nada de piedad", dijo.

 

 

Como si fuera poco, cuatro patrulleros fueron hasta su casa para notificarlos de que no podrán salir por los próximos 15 días, en cumplimiento de la cuarentena obligatoria por coronavirus. Algo a lo que la familia reaccionó. La mujer dijo que "¡están locos!" ya que su hija "es una paciente de riesgo” y reclamó por el hecho.

 

Carmen contó que Milagros "ahora está en crisis, con sus dolores. Cada vez que se despierta, lo único que dice es: ‘Ese policía malo, mamá, que no me deja pasar para ir a mi casa’". “Nos trataron mal, como si fuéramos delincuentes. Nosotros queremos una solución y que mi hija no vuelva a pasar nunca más por esto”, dijo y agregó que quisieron hacer la denuncia en la comisaría 40 de Las Termas, pero no quisieron recibirlos.

 

Se sabe que la nena necesita la asistencia en Tucumán y su caso no puede esperar.