Lechuga en el Mercado Central. Agencia NA.Lechuga en el Mercado Central. Foto: NA.

El verano y las altas temperaturas que se sufrieron en las últimas semanas tuvieron un efecto inédito: aumentaron el precio de las verduras a niveles récord. 

 

Durante la segunda quincena de enero, el precio del kilo del tomate superó los $300 en las verdulerías, ahora se sumaron a esa movida varias de las verduras de estación (las de hojas verdes). 

 

La lechuga trepó en los últimos días hasta los $500 y se espera que la tendencia al alza se extienda al menos por un tiempo. 

 

La razones son varias pero puntuales: la intensa ola calor con el abrupto cambio de clima que siguió con 9 días de lluvia hicieron que se perdiera gran parte de la producción. Las jornadas con más de 40 grados quemaron una porción de las verduras de hojas, entre ellas, la lechuga. 

 

Las altas temperaturas tienen como consecuencia frutas y verduras de baja calidad, así como pérdidas a la hora de la recolección. El clima también impactó en el costo del brócoli, las espinacas y el verdeo, vegetales que registraron los mayores incrementos. 

Noticias relacionadas

Aumento de precios
Verduras
Lechuga
Tomate
Ola de calor
Productores agropecuarios
Verdulería