Familia masacrada en MéxicoFamilia LeBarón

Al menos nueve miembros de una familia mormona estadounidense asentada en el norte de México murieron tras ser atacados en una "emboscada", el más reciente episodio de la violencia asociada al crimen organizado, al que el presidente Donald Trump ofreció ayudar a combatir si el Gobierno mexicano lo solicita.

 

Seis niños, incluyendo bebés, y tres mujeres de la familia LeBarón -en su mayoría con doble nacionalidad- fallecieron el lunes en un camino entre los estados norteños Sonora y Chihuahua, fronterizos con Estados Unidos, dijeron familiares y autoridades.


Las víctimas vivían en La Mora, un asentamiento al norte de México fundado hace décadas en Sonora como una rama de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La Mora está a unos 110 kilómetros al sur de Douglas, Arizona.


"Murieron cuatro niños, dos niñas y tres señoras (...) yo encontré los cuerpos y a una bebé viva", dijo el lunes por la noche a Reuters Julián LeBarón, un activista cuyo hermano fue asesinado en 2010, y familiar de los fallecidos el lunes.

 

Noticias relacionadas

LeBarón habló vía telefónica tras concluir un operativo en una zona serrana entre ambos estados, donde participaron efectivos de seguridad y enardecidos pobladores que salieron con palos y armas en busca de varias personas que fueron reportadas inicialmente como desaparecidas tras el ataque.

Masacre en México, restos de auto de la familia, REUTERSRestos del auto donde se trasladaba la familia, REUTERS

Un video publicado en redes sociales mostró los restos carbonizados y humeantes de un vehículo plagado de agujeros de bala que aparentemente transportaba a parte de las víctimas cuando ocurrió el ataque.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, confirmaron el martes en conferencia de prensa las cifras de fallecidos y dijeron que había además seis menores lesionados.

 

Agregaron que se estaban investigando las causas del ataque, y que no se descartaba que hayan sido confundidos por grupos criminales que se disputan el control de la región.

 

"No se saben las causas, si fue una confusión, si fue una agresión directa; todo es hipotético", dijo el mandatario quien también calificó el hecho como una emboscada.

Masacre en México, restos de auto de la familia, REUTERS

El año pasado un grupo de productores agrícolas de Chihuahua irrumpió en un rancho de los LeBarón en protesta porque no tenían agua para consumo humano mientras la comunidad mormona, dijeron, tenían varios pozos ilegales y estaba sobre explotando el manto acuífero.
La Fiscalía de Sonora dijo el martes que las familias se desplazaban en tres vehículos hacia Chihuahua, con destino final Estados Unidos, cuando fueron emboscados "por un grupo de gente armada", en la comunidad La Mora, del municipio serrano de Bavispe.


El primer vehículo era conducido por Rhonita Miller LeBarón, que se encontraba acompañada por cuatro de sus hijos: un par de gemelos de seis meses y dos niños de ocho y 10 años. El auto sufrió una avería en un neumático por lo que el segundo vehículo regresó a Bavispe para traer otro auto, pero al acercarse al lugar a donde habían dejado a Rhonita y a sus hijos, observaron grandes nubes de humo.


Las autoridades hallaron un vehículo incinerado con cinco cuerpos calcinados, que se presume corresponden a una mujer y cuatro hijos; otro a 18 kilómetros con una mujer y dos menores sin vida y, finalmente, a dos kilómetros de la línea divisoria entre Sonora y Chihuahua, otro auto y a quince metros de él, el cuerpo sin vida de otra mujer.