En Italia crecen las protestas contra las restricciones por el coronavirus, NAEn Italia crecen las protestas contra las restricciones por el coronavirus. NA.

Una protesta en Roma ante el Parlamento, convocada a través de las redes sociales por colectivos que reclaman reabrir restaurantes, gimnasios y demás categorías especialmente golpeadas por la cuarentena, terminó en choques con las fuerzas del orden, cuando la multitud intentó sortear unas vallas.

 

La policía cargó en contra de los manifestantes –entre 600 y 1000-, que respondieron tirando botellas de cerveza y otros objetos. Se cree que en los choques, que dejaron a dos agentes heridos y siete detenidos, se infiltraron grupos de extrema derecha. En todo caso, las imágenes provocaron alarma por el grave deterioro del tejido social y posibles nuevas revueltas.

 

En Milán trabajadores ambulantes hicieron un piquete cera de la estación central y a las puertas de Nápoles, los operadores de mercados bloquearon con sus furgones la principal autopista del país. Para hoy se anunciaron nuevas demostraciones en Florencia y Pistoia, en la Toscana.

 

Noticias relacionadas

“En este momento las protestas son alimentadas por la situación extremadamente delicada para el país”, admitió la ministra del Interior, Luciana Lamorgese. “Pero es inadmisible cualquier comportamiento violento en contra de quienes defienden la legalidad y la seguridad”, advirtió.

 

Entre los manifestantes en Roma, donde había banderas de todo tipo, que iban desde la de Alitalia (en bancarrota) a las del movimiento #ioapro (yo abro), que llama a desobedecer las medidas contra el coronavirus, se destacó Hermes Ferrari, el dueño de un restaurante de la ciudad de Módena, al norte de Italia. “Lo hago para llamar la atención sobre nuestro drama”, explicó al diario La Stampa Ferrari, que contó que adhirió al moviemiento #ioapro en enero pasado. “Desde el 15 de enero mi restaurante está abierto. Me dieron casi 20.000 euros de multas, que igual no pienso pagar porque son inconstitucionales”, explicó.

 

Las restricciones durarán al menos hasta el 20 de abril, aunque es probable que se prolonguen hasta fin de mes, hizo saber el gobierno de unidad de Mario Draghi.

 

“Mañana voy a abrir las persianas de mi Boxing Club”, indicó otro manifestante de la localidad de Fiumicino, que destacó que se trata de un lugar fundamental para los chicos, sobre todo en las periferias.