Rosario: mataron a balazos a un testigo protegido en una causa narcoIndagarán a cuatro detenidos por el crimen del arrepentido que declaró como testigo contra un jefe narco

La Justicia indagará en las próximas horas a cuatro detenidos por el crimen de un antiguo miembro de una banda narco que había declarado contra su líder y fue ultimado a balazos en su taller mecánico de la ciudad de Rosario.


Carlos Argüelles, de 46 años, fue asesinado a tiros alrededor de las 17:00 del lunes en la puerta de su taller, situado en Garay al 3.500. Según trascendió, dos hombres y una mujer se acercaron al taller y le pidieron un presupuesto para arreglar el auto.


Cuando Argüelles se acercó a revisar el vehículo fue ultimado a balazos por uno de los hombres, que se bajó del auto para dispararle. El cruento hecho se produjo delante de la esposa y tres de los hijos de Argüelles, entre ellos un pequeño de 2 años.


Mientras los delincuentes se escaparon del lugar, el hombre fue llevado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde murió poco después como consecuencia de tres disparos, dos de ellos en el cráneo y otro en el glúteo.


Más tarde, la Policía interceptó un Volkswagen Fox de color rojo y detuvo a sus cuatro ocupantes, mientras que en el interior del vehículo se secuestró una bomba molotov con la que, se sospecha, iban a incendiar el auto.


Según trascendió en la prensa local, los cuatro sospechosos detenidos en la intersección de Chacabuco y pasaje Villar, son tres hombres, quienes fueron identificados como Maximiliano M., Lautaro A. y Rodrigo V., y una mujer, Aldana P.


Argüelles había sido el mecánico de la banda de Esteban Lindor Alvarado durante unos 20 años y luego declaró contra él en la causa que se le sigue por "asociación ilícita".


Si bien en varios medios se señaló que se trataba de un testigo protegido, Argüelles no había aceptado esa condición, que entre otros requisitos implica abandonar la ciudad y sólo había aceptado una custodia, aclararon las autoridades santafesinas. El hombre ya había sufrido otros tres ataques, el último de ellos en enero último.


Por este último ataque, hay cinco imputados, entre ellos Alejandro "Chucky Monedita" Núñez, acusado de haber instigado y organizado el atentado desde la cárcel de Piñero.


Este martes y en declaraciones a la prensa, la Fiscal Regional María Eugenia Iribarren, quien está a cargo de la investigación, aseguró que Argüelles había rechazado ingresar al programa provincial de protección de testigos en dos oportunidades, pero indicó que se le brindó protección del Estado en la medida en que la víctima lo permitió.


"Era consciente del riesgo que corría pero, lamentablemente, no quiso resignar determinadas cuestiones que lo ponían en riesgo", sostuvo Iribarren. La fiscal también comentó que asoma como "una de las posibilidades" que la orden del asesinato pueda haber salido desde la cárcel, donde se encuentra detenido Alvarado.


Argüelles no fue el único relacionado con la banda de Alvarado que terminó asesinado.
Nicolás "Fino" Ocampo, que también había aceptado una condena a tres años como miembro de la asociación ilícita, fue asesinado a tiros el pasado 16 de abril, en tanto que otro colaborador de Alvarado, Rodrigo Sánchez, fue ultimado el 18 de marzo de 2020. Las sospechas, en esos casos, apuntan al entorno de la banda de Los Monos, banda rival de Alvarado.

Noticias relacionadas

Rosario
Policiales (Judiciales)
Narcotráfico
Testigo
Sicarios
Indagatoria