Mario Quintana

La “ley de Góndolas” genera una grieta en Cambiemos pero la reunión de este lunes, encabezada por Mario Quintana, buscó limar asperezas y que el proyecto logre dictamen este martes en Diputados.

 

La diputada massista Marcela Passo, quien conduce el debate como presidenta de la comisión de Defensa del Consumidor, mantuvo la convocatoria al plenario, metiendo presión para avanzar en el tema. El objetivo original de este plenario era dar dictamen para darle media sanción al proyecto en el recinto este miércoles 8 de mayo; pero este lunes la sesión fue postergada por una semana. Según el argumento que circuló, ante la casi segura ausencia de un número importante de legisladores cordobeses, por las elecciones del domingo en esa provincia.

 

La "ley de góndolas", que busca ponerle pautas a los grandes supermercados sobre la forma de exhibir los productos y en su relación con los proveedores, divide aguas en la coalición oficialista. El sector más liberal del PRO no la ve con buenos ojos. La Casa Rosada la aceptaría a regañadientes: uno de los proyectos que pusieron el tema en agenda es de Elisa Carrió, la aliada incómoda.

 

Noticias relacionadas

La reunión en el despacho de Massot empezó a las seis y media de la tarde. Quintana llegó puntual a la oficina del tercer piso. Estaban también allí el secretario de Comercio, Ignacio Werner, y los diputados macristas Daniel Lipovetzky (presidente de Legislación General, una de las comisiones que entiende en el tema) y Ezequiel Fernández Langan; el lilito Juan Manuel López, mano derecha de Carrió, y otro lilito, el legislador porteño Hernán Reyes.

Cámara de Diputados, Congreso, política, NA

Un poco más de una hora después, al finalizar, el ex vicejefe de Gabinete evitó hacer comentarios sobre el tema góndolas.

 

Quintana se ha vuelto a involucrar en temas sociales en las últimas semanas, y en este asunto de góndolas, vuelve a replicarse el “team” que llevó adelante la ley de regularización dominial de villas y barrios populares. Quintana tuvo en aquello un rol central igual que el líder social Juan Grabois, autor en este caso de otro de los proyectos sobre Góndolas.

 

La diputada Passo ratificó la voluntad de avanzar rápidamente: “Tenemos que hacernos eco de lo que está pasando en la sociedad con el tema de los alimentos. Hoy se pone cada vez más dificil acceder a los alimentos en un contexto inflacionario y con una desocupación que azota. En los grandes supermercados, que una sola marca de leche acapare toda la góndola nos tiene que interpelar”, agregó.

 

Para Passo, “este tipo de normas tiene que venir a solucionar los problemas de abusos. El día que cambie el gobierno y el contexto económico, también es saludable que estas normas existan, que exista competencia es sano si esto iguala a los más débiles, que son las pymes, a acceder a las góndolas”.

 

Entre los puntos aún por acordar, están el porcentaje máximo de ocupación en la góndola por parte de una misma marca, el plazo de pago a proveedores y los sujetos incluidos en la ley, en función de su facturación o metros cuadrados que ocupan sus negocios.

 

“No estamos lejos de un acuerdo”, confió el macrista Lipovetzky, uno de los impulsores de la ley desde el oficialismo. Lipovetzky dijo que espera que aún con disidencias parciales, se pueda llegar a un solo dictamen. Cambiemos se había comprometido hace dos semanas a llegar a un texto unificado.