Victoria de Lanús en Copa Argentina, fútbol argentinoEl equipo del sur logró un triunfo muy complicado.

Cuando parecía que el pleito se iba a dirimir con disparos desde el punto del penal, Lanús encontró un merecido gol en la última jugada, que le permitió imponerse por 1 a 0 sobre Independiente Rivadavia de Mendoza, en un partido disputado esta noche en el estadio Julio Humberto Grondona de Sarandí y correspondiente a los 16vos de final de la Copa Argentina.

 
Marcelino Moreno, en el tercer minuto de descuento del complemento, marcó el gol de la victoria "granate", anticipando a su marca a la salida de un tiro de esquina lanzado desde la derecha por Lucas Vera.


Con este resultado, el "Granate", que había sido amplio dominador y había convertido en figura al arquero rival, Cristian Aracena, se verá las caras en octavos de final con el ganador de la serie entre San Martín de Tucumán y Argentinos Juniors.


Las cosas se plantearon con claridad desde el inicio, que mostró a Lanús dominando el terreno y la pelota, mientras el equipo que milita en la Primera Nacional se refugió en su campo, cerrando filas.


En ese contexto, los mendocinos lucieron firmes en la primera parte, etapa en la que apenas pasaron un sobresalto, a los 13 minutos, cuando Lautaro Acosta pudo desprenderse de su marca y sacar un cabezazo, bien atrapado por Aracena.

Noticias relacionadas


Pero en el segundo tiempo Lanús acentuó el dominio y al conjunto cuyano le empezó a costar cada vez más resistir los embates. Así fue que se sucedieron las situaciones de gol del "granate", que tuvo en el debutante Agustín Rossi a un mero espectador.


En apenas un minuto del complemento, Aracena tuvo su primera gran intervención de la noche, tapando un remate a quemarropa de Vera, que pateó desde el punto del penal.


Luego, a los 13, el arquero del elenco mendocino atrapó un zurdazo de Nicolás Pasquini que llegaba "envenenado" tras un desvío en el camino y diez minutos más tarde lo erró de manera increíble Guillermo Acosta, pifiando el remate con todo el arco de frente.


Con el correr de los minutos, Lanús acentuó su dominio y a Independiente cada vez le costaba más mantenerse firme en el fondo. Jugados 27 minutos, el experimentado José Sand aguantó la pelota ante varios rivales en el área, tocó atrás para Vera -de los mejores de la noche- y éste sacó un peligroso derechazo, apenas desviado.


A los 32, Lautaro Valenti se animó a encarar, dejó un hombre en el camino y probó de zurda, pero se topó con Aracena, que voló sobre su derecha y manoteó el balón al córner.


Cinco minutos más tarde, el arquero del equipo del ascenso volvió a lucirse, volando sobre su derecha para desviar un cabezazo de Facundo Quignón, que tenía destino de gol.


Y así llegó el epílogo del partido, con un marcador sin goles que a esa altura parecía inquebrantable. Pero Lanús tuvo su merecido premio en la última pelota de la noche: Vera lanzó un tiro de esquina desde la derecha, Moreno anticipó a Rodrigo Ayala, alcanzó a puntear el balón y doblegó al hasta ahí imbatible Aracena, dándole la victoria y la clasificación al "Granate".


De ese modo, insistió: "Esta toma de posición de invertir para estar listo en la producción en el momento cero ya generó un dinamismo previo en la actividad económica".