Susana Gimenez en el hotel UTHGRASusana Giménez en el casino Sasso en Mar del Plata.

Para Susana Giménez, Mar del Plata siempre fue un lugar de suerte, desde mediados de los 80 aquí, en el Teatro Tronador, se terminó consagrando como una figura popular con La mujer del año y Sugar. Y entonces, ya que estaba en la ciudad, Susana Giménez decidió jugarse un par de fichas en el casino Sasso.

 

En rigor, la conductora fue agasajada por el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo con una cena en el restaurante Il Sasso junto a Marcelo González. El empresario, responsable de las obras en el emblemático Tronador, la había invitado junto a Mirtha para la reapertura del teatro, que había cerrado sus puertas en 2015. Y luego de comer con sus amigos los platos que elaboró el chef Maximiliano Márquez, Susana se dirigió al casino para jugar una partida de punto y banca.

Mirtha Legrand y Susana Giménez juntas en el teatro Tronador, Mar del PlataSusana y Mirtha en la inauguración del Teatro Tronador.

La diva viajó directamente a La Feliz en avión privado, para permanecer apenas unas horas y disfrutar de los eventos en la ciudad. En el aeropuerto mantuvo un breve diálogo con la prensa. Le alcanzó para definir como una “estupidez” haber arrojado un cordero desde un helicóptero a la pileta del empresario Federico Álvarez Castillo. “Si me lo tiran a mí, me muero...”, dijo, y contó que Ricardo Darín le hizo una broma al respecto: "Hoy es su cumpleaños, y me dijo que tenía un elefante preparado para tirarme a mí”.

 

La conductora, quien estudia el guión de una serie de Amazon que la tendrá como protagonista, ya regresó a su mansión La Mary. Allí se quedará hasta un nuevo viaje, pero esta vez con un destino que se encuentra bastante más lejos, a unos 8.600 kilómetros. Se trata de Nueva York, donde Susana celebrará su cumpleaños, en una costumbre que viene repitiendo en los últimos años.