Pelota de fútbol inclusiva, jugadores y jugadoras, TwitterFútbol inclusivo. TWITTER.

Siempre se relacionó al jugador de fútbol con el estereotipo que "vive dentro de una burbuja", en referencia a la poca participación en asuntos que superen la pelota y a la reproducción de conductas que contribuyen a la perpetuación de ciertas lógicas que envuelven al ambiente.
No obstante, en el último tiempo comenzaron a surgir nuevos espacios, como la agrupación "Futbolistas Unidxs", un colectivo comprometido con la realidad social y política que busca romper con esas naturalizaciones.

 

"Los futbolistas que tienen un buen presente, por lo general no se involucran hasta que algo los afecta de manera directa.

 

La sociedad pone al jugador en un lugar muy importante, de privilegio, más allá de las situaciones que se sufren en la formación, por lo que es difícil que se interesen en cuestiones colectivas. Estamos en ese trabajo, hay excelentes personas en el fútbol, hay que ir desarmando ese discurso", dijo a NA Sebastián Vidal, impulsor de la organización.

 

Noticias relacionadas

Y agregó: "El feminismo tiene un rol fundamental en la formación de los nuevos futbolistas hombres, en la construcción de nuevas masculinidades, el abordaje de las violencias, cumple un rol central para desarmar esta cultura".

 

"Es una oportunidad para poner en crisis los modelos de masculinidad y alcanzar otras transformaciones. El femenino no tiene por qué ser igual que el masculino, incluso si es distinto va a poder ser mucho mejor. Todas las miserias que hay en el ambiente tienen que ver con el fútbol que hicimos los hombres, confío en que ellas pueden generar uno superador", precisó Manuel Zunino, licenciado en Sociología y árbitro.

 

La antropóloga e investigadora del Conicet Verónica Moreira añadió: "Si el ambiente es machista, ¿a los jugadores qué les podés pedir? Les podemos pedir mucho, sí, pero quiero decir que ellos aprendieron a vivir en ese mundo. El tema es ir deconstruyendo esas maneras de vivir, pensar, practicar y experimentar este deporte".

 

Al respecto, el también investigador del Conicet Juan Branz sostuvo: "Hay excepciones. Pero son eso, excepciones. Creo que el tránsito de niños aprendices a profesionales es demasiado asfixiante en relación a ‘los sueños’ a cumplir, como llegar a primera, ser una estrella y rendir al máximo. Desde pequeños se interioriza la idea de que ‘para llegar’ hay que esforzarse y toda actividad que no colabore a ese ‘sueño’ será desechada".

Pelota de fútbol inclusiva, jugadores y jugadoras, Twitter Futbolistas Unidos 

Fanny Papariello, atacante de Puerto Nuevo, habló de la brecha de desigualdad que existe entre los hombres y las mujeres que se dedican a la disciplina: "No sé si todos los jugadores tienen la conciencia de clase y género que deberían tener. Se escudan diciendo que tomar una posición política los perjudicaría y la realidad es que ellos pueden vivir de lo que aman, deben aprender a ver más allá de sus ombligos. Muy pocos jugadores varones se expresan sinceramente a favor del femenino".

 

En cuanto a su situación y la de sus compañeras, Papariello remarcó: "Al no estar llenas de privilegios, peleamos por tenerlos, entonces esto se convierte en una lucha colectiva.
Ninguna tiene contrato millonario, somos muchas las que estamos comprometidas con la causa".

 

"Lo que es necesario es que las instituciones reguladoras dejen de armar tanto circo con anuncios y discursos lindos y se pongan a trabajar en la formación para que el día de mañana el fÚtbol femenino sea mucho más atractivo. Falta inversión e intereses", continuó.

 

Al referirse a la búsqueda de una equidad profesional entre los jugadores y las jugadoras en un futuro, Vidal manifestó: "No puedo decir si lo veo posible pero sí que lo veo deseable.

 

Es la idea avanzar en ese sentido en todos los ámbitos del trabajo, es una lucha que las compañeras vienen llevando adelante desde hace mucho tiempo".