Policía detenido, brote psicóticoPolicía detenido con brote psicótico en Ituazingó.

El hecho tuvo lugar durante la noche del lunes, cerca de las 21 horas, en una vivienda que se ubica en General Pintos 987, en la localidad bonaerense de Ituzaingó.

 

Fue hasta ese sitio hacia donde se dirigieron dos policías porteños que tenían la misión de informarle a un colega sobre sanciones impuestas debido a reiteradas ausencias a su trabajo habitual.

 

Al llegar, los policías advirtieron que del interior de la casa se escuchaban ruidos extraños y la música se encontraba a todo volúmen. Las persianas estaban bajas y cuando los agentes se aproximaron para comunicar a Ricardo Gastón Acosta, de 25 años de edad, sobre lo que tenían que decirle de parte de sus superiores, la respuestas y la actitud de éste para con ellos fue de lo más agresiva.

 

Noticias relacionadas

Los amenazó con su arma y exigía que lo dejaran en paz y se retiraran. Se encontraba casi desnudo y fuera de control.

 

“Con ustedes quiero subir. Yo creo en ustedes”, les dijo a los efectivos del Grupo Halcón de la Bonaerense mientras se lo llevaban detenido después de protagonizar un violento y dramático hecho de violencia que terminó a los tiros, con rehenes incluídos, un brote psicótico del detenido y un policía baleado en el abdomen. El efectivo herido pudo sobrevivir al ataque.

 

“Soy el elegido de Dios”, llegó a decir en el instante de su brote psicótico.

 

El policía, fuera de sí, efectuó al menos diez disparos contra sus colegas. Todo culminó luego de más de cinco horas de largas y tensas tratativas.