Hospital Naval de Punta AltaFachada del hospital.

El hospital naval de Puerto Belgrano, base más importante de la Armada, vive una situación crítica y que amenaza con dejar sin atención sanitaria a gran parte de la ciudad de Punta Alta en el sur bonaerense.

 

Vecinos de la localidad denuncian un déficit en el funcionamiento del hospital, aseguran que solo utiliza el 20% de su capacidad.

 

El reclamo fue manifestada en el marco de una asamblea de la que también participaron distintas organizaciones sindicales representadas en el nosocomio.

 

Noticias relacionadas

Entre los presentes estuvieron afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas y de Seguridad (Iosfa), representantes sindicales, trabajadores civiles, concejales, profesionales de la salud y vecinos.

 

En la última semana se debieron suspender nuevas internaciones y los quirófanos por no tener gasas, estando solo disponibles para emergencias. Además, no se atienden partos y en las salas no hay diclofenac ni antibióticos para meningitis.

 

“El hospital está a un 20% de su capacidad”, explicó el doctor Alejandro Aducci, presidente de la Asociación de Profesionales de Coronel Rosales.


¿Cómo se desata esta crisis? Médicos y personal civil del hospital explicaron que todo ocurrió en mayo del año, la dirección de Sanidad de la fuerza derivó $ 25 millones de su presupuesto para paliar un déficit económico financiero del hospital Pedro Mallo, en Buenos Aires.

 

Con eso hay que sumar que en septiembre, el Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas (IOSFA) pagó al hospital por las prestaciones que realice, en lugar del sistema de cápitas que rigió siempre.

 

Por otro lado la IOSFA habilitó a que sus afiliados, 36.000 en la zona, puedan atenderse fuera del hospital. “Así, muchos optan por irse a Bahía Blanca y el hospital, que depende de lo que facture, nunca va a recibir el dinero que precisa", comentó Adduci.

 

Ana Mendoza, secretaria general de ATE Punta Alta, explicó: “Hoy solo puede abonar el sueldo del personal y la luz. El Mallo está rodeado de cientos de hospitales y centros médicos y si a algún afiliado allá le explota algo, tiene donde atenderse. Acá pasa algo en la base Baterias o en el arsenal y se nos muere, porque no hay como atenderlo”.