Tenían secuestrada a mujer y su hija para atender local clandestino de comida, dos detenidas	Un hecho aberrante en barrio porteño de Flores.

Una mujer y su hija de 4 años fueron rescatadas en las últimas horas por efectivos de la Policía de la Ciudad, luego de ser secuestradas y obligadas a atender un local clandestino de comida en el barrio porteño de Flores, donde las dos señoras a cargo del lugar resultaron detenidas.

 

Fuentes policiales revelaron que el jueves pasado se recibió una denuncia ingresada por la Central de Emergencias 911, donde una mujer indicó que en Bogotá al 3100 tenían secuestradas a su hermana de 24 años y a su sobrina de 4, a quienes obligaban a atender un local de comidas ilegal que funcionaba allí.

 

La División Delitos de Trata, dependiente de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad realizó tareas investigativas en las que se estableció que el contrato ofrecido a la víctima era para trabajar al cuidado de personas mayores por la suma de 18 mil pesos.

 

Noticias relacionadas

Asimismo se comprobó que las explotadoras le tramitaron el permiso de circulación por la Emergencia Sanitaria y que el día 28 de abril de 2020 le pagaron el traslado en un remís desde su domicilio de la localidad bonaerense de Pacheco hasta la ciudad de Buenos Aires.

 

También se corroboró que al momento de llegar, la mujer se dio cuenta que había sido engañada y a partir de allí obligada a atender el local de comidas ilegal que funcionaba en uno de los departamentos de Bogotá al 3100, a través de una ventana con rejas.

 

La joven estaba encerrada sin poder salir a la vía pública. Todas estas conductas son típicas de los delitos de Trata de Personas, según lo tipificado en la ley 26.842.

 

Fue así que con toda la información recogida, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal número 6, a cargo de Rodolfo Canicoba Corral, ordenó varios allanamientos en los que se liberó a las víctimas, quienes se encontraban encerradas en un cuarto.

 

Personal de la Oficina de Rescate y Trata de Personas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Nación procedieron a efectuar pericias psicológicas que indicaron que efectivamente se encontraba siendo explotada por dos mujeres.

 

En el caso de las dos explotadoras, una de ellas fue trasladada a la comisaría correspondiente, mientras que la otra quedó en su domicilio con consigna policial. En las casas allanadas se secuestraron teléfonos celulares y documentación de interés para la causa.