Bill y Melinda Gates junto a sus hijosBill y Melinda Gates junto a sus hijos.

Luego de 27 años de matrimonio y tres hijos en común, Bill y Melinda Gates han anunciado su separación. La decisión fue tomada en muy buenos términos, porque fue de mutuo acuerdo ya que buscaron la forma de finalizar la relación sin afectar a sus hijos y a sus actividades comerciales.

 

Bill y Melinda Gates crearon una Fundación juntos, a la que no quieren perjudicar con su divorcio. “Después de pensarlo mucho y trabajar mucho en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio”, dice el comunicado oficial en sus cuentas.

 

“Tenemos tres hijos increíbles y hemos construido una organización que funciona en todo el mundo con el objetivo de conseguir que todas las personas lleven una vida saludable y productiva”, agregan.

 

Noticias relacionadas

 

Los hijos de Bill y Melinda, Jennifer, de 25 años, Rory John, de 21, y Phoebe Adele, de 18 si bien ya son jóvenes adultos, comprenden la situación. Jennifer, la hija mayor del matrimonio dijo: “Es un momento complejo para toda nuestra familia. Sigo tratando de aprender cómo procesar mis emociones y las de mi familia en estos momentos, y estoy agradecida de tener el espacio para hacerlo...No haré más comentarios acerca de la separación, pero por favor sabed que vuestras amables palabras y vuestro apoyo significan mucho para mí”, agregó.

 

Los hijos de Bill y Melinda Gates fueron educados con la consigna de aprender a valerse por sus propios medios. Y aunque no les falta dinero, no heredarán la enorme fortuna de sus padres. “Mis hijos han tenido una educación magnífica y también dinero, así que no hay motivos por los que tengan que ser pobres, todos tienen las herramientas para salir adelante. No les haces ningún favor heredando grandes cantidades de riqueza”, explica el magnate, que donará sus bienes cuando muera.

 

“Mi fortuna está dedicada a ayudar a los más pobres. Dejarles todo mi dinero a mis hijos sería una irresponsabilidad”, agregó. Pero aunque no son los únicos herederos, cada uno recibirá 10 millones de dólares.