Fábricas de cerámicas - Neuquén


La distribuidora Camuzzi en Neuquén, solicitó a la justicia federal “interrumpir el suministro por hurto de gas” las empresas que dedican al rubro de la cerámica. El sindicado de ceramistas denuncia que esta medida haría que fábricas cierren sus puertas, afectando a más de 400 familias.


El sindicado apuntó contra el gobierno provincial, lo acusó de no cumplir con su compromiso de comprar material de forma anticipada y exige que el gobernador Omar Gutiérrez interceda ante Nación para frenar los cortes.

Noticias relacionadas

 

“Nos niegan la posibilidad de acceder a créditos para renovar maquinarias y trabajar, amenazan de rematar Cerámica Neuquén, no finalizan la expropiación de Stefani, y ahora nos amenazan con cortar el gas”, resaltó el dirigente Andrés Blanco.

 

Los reclamos por los aumentos de las tarifas forma parte del reclamo de hace años que llevan a cabo los trabajadores desde hace varios años, sin lograr una solución de fondo.

 

“En la fábrica tenés que comprarle el gas a una empresa. Nosotros teníamos convenio con YPF pero se cayó y no conseguimos otra proveedora. Ahí intervino Enarsa (Energía Argentina S.A.), pero se disolvió la empresa y nos dejaron de llegar facturas hace tres años. Las últimas habían sido de 8 y 11 millones de pesos”, explicó Blanco.

 

Hubo varias reuniones con el ministro Mariano Gaido, en busca de regularizar el suministro, pero no hubo avances. Integración Energética Argentina S.A. (IEASA), intimó a las cerámicas por un consumo no pago. Los trabajadores se preguntan cómo se realizó el control y cuál era la firma proveedora, aunque aún no han obtenido respuesta.