Alejandro Muszak, empresarioAlejandro Muszak, empresario.

Alejandro Muszak es CEO y Fundador de Wenance, fintech que desarrolla productos financieros para individuos. Opera en Argentina, Uruguay y España. El empresario dedicado a las financias digitales brindó una extensa entrevista a El Cronista sobre los planes a futuro y el panorama mundial.


Respecto a los planes de internacionalizón de la compañía, explicó: "La estrategia de Wenance tiene dos ejes, el eje geográfico que tiene que ver con la expansión en países y el eje por productos y servicios, que es un poco -y arranco por acá- un poco más difícil de explicarla. Es integrar a través, como eje principal el crédito, empezar a brindar con nuestros clientes otros servicios. Ejemplo, hoy somos agentes institorios y vendemos seguros, le damos un seguro de vida y otro seguro de casa y de hogar a nuestros clientes. Hace dos años en línea con nuestra estrategia compramos una Alyc y hoy es Libre Capital y ahí lo que estamos dando justamente es un servicio de todo lo que es inversiones, mercado de capitales, inversiones reguladas. Un paso que estamos dando, muy interesante estamos muy avanzado en la compra de una sociedad gerente de fondos, tal cual tienen Mercado Libre o Ualá en alianza con otras sociedades gerentes, para canalizar el ahorro de la gente en productos de mercado de capitales".


Una de las preguntas que realizó el medio especialista en economía fue cómo hacer este proyecto sin ser un banco y dijo: "Ser banco lo vemos como un paso lógico en algún momento de crecimiento de Wenance en la Argentina o en otros países. Lo vamos a evaluar cuando sea el momento, es parte de la hoja de ruta, que también tenemos en Europa. Si mañana la operación de Europa que nació hace dos años, va creciendo a otros países, va a haber un momento que va a tener mucho sentido tener un banco con licencia europea. Y hay países hoy que fomentan mucho lo que son bancos electrónicos o bancos digitales. Son licencias muy modernas para empezar a dar servicios de cuenta y después algún día en un segundo momento tomar depósitos. Estamos nosotros ahí en tratativas charlando con el Banco Central de Lituania para una licencia de banca digital".


Sobre la elección de Lituania, confesó: "Porque tiene una legislación bancaria muy "pro digital", "pro fintech", propone requisitos menos estrictos dentro de la comunidad europea. Son puertas de acceso más flexibles, pero que no dejan de ser Europa. Porque una vez que entraste por Lituania entraste a todo el mercado europeo. Y después el regulador central es gente muy piola, te dan la alfombra roja para que llegues. Los capitales mínimos son mucho más accesibles que en España o en Francia, las barreras son más bajas".


Consultado sobre si el público puede acceder a las inversiones propuestas, expresó: "La foto de hoy del público de una Alyc o un asistente de Bolsa está más cercano a un público más cercano al que está bancarizado. El desafío es entrar a través del crédito, poder incorporar a esa gran masa de la población que hoy está desatendida. Algunos no tienen ni siquiera cuenta bancaria, algunos sí, que están directamente ignorados y algunos que no tienen cuenta bancaria por que están dentro del mercado informal, y a través del crédito y conociendo esa capacidad de pago, nos va a permitir después ir incorporándolo con otros productos. En algún momento cuando su economía va progresando le vamos a poder incorporar también la idea de ahorro, funciones básicas, que quizás nosotros más en nuestro día a día lo hacemos casi naturalmente, pero en el mundo informal también existe el ahorro".


En lo que respecta a las consecuencias que trajo la pandemia, reveló: "El año pasado sobre todo en los primeros dos meses del encierro abril/mayo sí hubo un desplome en la venta, porque, básicamente, la gente en la Argentina -si me pregunta por el encierro de la Argentina-, tiene que ver con que la dirección al crédito o al préstamo para comprarse algo si tiene todo cerrado y estamos hablando de hábitos de consumo lejanos al e-commerce, sino que son compras presenciales, desde una moto hasta una zapatilla o un celular. Entonces ¿para qué se va a endeudar la gente si no tiene dónde comprarlo?, y segundo, la gente tiene incertidumbre cuando cierra la economía se hace muchas preguntas acerca de su continuidad laboral, si los ingresos se van a mantener, si el empleador no le va a reducir su ingreso. Entonces, hay una tendencia a la retracción. También es cierto que cuando se volvieron a abrir las puertas la demanda compensó esos meses de encierro. Se volvió a nivelar, lo cual es una demanda muy flexible y muy reactiva al cierre o apertura de la economía. En términos de cobranza diría que es al revés: los meses que se cerró se mantuvieron muy bien los niveles de cobro, dependiendo de cada país cómo surfeó los incentivos. Y eso tuvo una contrapartida en el nivel de pagos, en nivel general para Wenance fue un excelente año pasado y sigue siendo un muy buen año de crecimiento. Un poco por haber entendido esas fluctuaciones, haberlas sabido traducir en acciones, y también tiene que ver mucho con que competidores, sobre todo en España se retrajeron ante la pandemia y nosotros vimos como una oportunidad de crecimiento".

Noticias relacionadas


Siendo consultado sobre la actualidad del universo fintech, dijo: "Desarrollando actividades únicas o propias, es decir hay empresas que se especializaron en criptomonedas, hay empresas que se dedicaron a medios de pago, el caso de Mercado Pago, otras que son tarjetas prepagas como Ualá; Wenance en crédito digital en líneas generales con un surtido muy amplio. Entonces a partir de ahí cada uno ganó un expertise y una posición dominante en lo suyo. En algún momento vamos todos a tener que confluir porque sabemos bien que el cliente paga, usa una tarjeta y también toma un crédito, entonces dentro de ese reparto de habilidades me parece que por lo menos entiendo yo que la posición de Wenance domina el crédito tiene un asset muy importante. Claro que también quien domina el pago tiene mucha información importante acerca de cómo se comporta el cliente, por lo tanto quizás en algún momento lo importante es juntar el comportamiento de pago en el uso y costumbre del usuario, del consumidor, para después ofrecerle productos a la medida de esa persona. Entonces, creo que en algún momento el mundo finance va a tender a consolidar estas prestaciones".

 

Respecto a si cree que hay lugar para tantos jugadores o puede haber un proceso de concentración, comentó: "Vamos por industrias, o por sectores. Medio de pago, para mi es un commodity que va a tender a bajar cada día más las comisiones producto de las competencias o por vías del regulador. Por lo tanto, quien solamente se apalanque su fuerte en el tema pagos, tiene un problema serio de subsistencia. En el mercado del crédito creo que hay mucho lugar para muchos porque justamente de lo que estamos hablando es de la falta de bancarización, de la falta de exclusión, hay mucho mercado para abarcar y hay para muchos jugadores más. Quizás ahí el problema que tenemos es en la Argentina puntualmente es el tema de mercado de capitales y de fondeo. Hay mucha más demanda de lo que se puede abarcar, y lamentablemente abarcar implica tener fondeo suficiente y barato. Entonces hoy el problema pasa por la falta de gimnasia de las empresas de crédito para poder emitir deuda pública y poder fondearse de manera muy eficiente".


"Me opongo a pensar que los bancos nos vean como competencia. Tenemos charlas muy amables muy constructivas con muchos de los bancos importantes del país que nos dan otro tipo de servicios. No está hoy en el roadmap de los bancos tomar ciertas actitudes "pro riesgo" y "pro prestar dinero", están bastante expectantes a ver qué pasa con la macroeconomía del país", enfatizó.


"El mundo cripto tiene un boom en Asia y en países que tienen restricciones. Hay que mirar también los por qué pasa en cada cosa. A ver, después tenes muy poco fintech orientado a las Pyme, y vemos una oportunidad. En pagos, hay una revolución de todo lo que es los códigos QR, poco a poco se está viendo que la gente está dejando de usar el plástico y está yendo directamente a pagar vía el celular que es mucho más cómodo, pero a veces estas tendencias hay que verlas, no hay que mirarlas solamente en el metro cuadrado que te rodea por que te puede causar un espejismo, creer que todo el mundo en la Argentina va para ese lado, si no hay que mirar la economía que a veces no miramos, ese 40/50% de la población que no está formalizada y que yo creo que hoy tiene otras dificultades de acceso. Una parte del país está yendo a lo súper digital y otra parte se está atrasando y quedándose relegada y creo que ahí está la oportunidad, de poder darle una mano a esa población y llevarla a través de lo digital hacia algo mejor", cerró.