ANTISEMISTISMO

Polémica en Alemania: aconsejan a la comunidad judía no llevar kipá

Así lo manifestó Felix Klein, comisario del Gobierno alemán, encargado de temas de antisemitismo. Indignación y preocupación por aumento de ataques antisemitas.
Domingo 26 de mayo de 2019

Polémica en Alemania: aconsejan no llevar kipá a comunidad judía

El comisario del Gobierno alemán, a cargo de temas de referidos a agresiones antisemitas desaconsejó a los judíos de su país que usen la kipá, ante el aumento de ataques contra judíos.

 

"No puedo aconsejarles a los judíos llevar la kipá por todas partes todo el tiempo en Alemania", dijo Felix Klein en una conversación con el grupo periodístico regional 'Funke', y siguió: "Por desgracia he cambiado de opinión con respecto a antes".

 

Klein, cuyo puesto en el Gobierno se creó a inicios de 2018, explicó esta evolución por "el aumento de las inhibiciones y la falta de consideración que aumentan en la sociedad", por las acciones de quienes alimentan los sentimientos contra los judíos.

 

Noticias relacionadas

"Internet y los medios sociales han contribuido en gran medida a ello, pero también los continuos ataques contra nuestra cultura de la memoria", se alarma, proponiendo formar mejor a las fuerzas del orden, a veces indecisas, sobre "lo que está permitido o no. Hay una definición clara del antisemitismo y los policías deben conocerla", dijo.

 

Pese a décadas de arrepentimiento por el Holocausto, Alemania no es una excepción en Europa, en donde, como en Francia, aumentaron los ataques contra los judíos.

 

Los delitos antisemitas aumentaron en un 20% en Alemania el año pasado, según las últimas cifras del Ministerio del Interior. Aproximadamente el 90% de esos delitos se deben a la extrema derecha.

Alemania
Antisemitas
Judíos
Kipá
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Células madre de Alemania a Argentina, un largo camino afectado por el coronavirus

El Gobierno argentino da con vías alternativas a los vuelos comerciales para poder reactivar los trasplantes de médula ósea internacionales.
Jueves 21 de mayo de 2020

Células madre de Alemania a ArgentinaEstudio de células madre.

Entre 37 millones de personas, la argentina Mariana Plater hizo match con un alemán. Tenían una compatibilidad absoluta y el 14 de febrero supo que él formaría parte de su vida para siempre. La coincidencia se dio en la base de datos mundial de donantes de células progenitoras hematopoyéticas, aquellas capaces de transformarse en las células sanguíneas que el cuerpo necesita, ya sea glóbulos blancos, rojos o plaquetas. Ese día, la médica de Plater le dijo que el donante alemán había aceptado y podrían realizarle en marzo el trasplante de médula ósea que necesitaba para superar la leucemia mieloide aguda FLT3 de alto riesgo que padece. La pandemia de covid-19 frustró esa operación de alta complejidad, pero después de unas semanas de incertidumbre se han reabierto nuevos canales para salvar la vida de esta mujer de 54 años y de otros pacientes en situaciones similares.

 

“Cuando me enteré del cierre de fronteras me agarró una desesperanza terrible. Estaba tan cerca la posibilidad de curarme y de golpe, por algo externo, incontrolable, pasó esto”, recuerda Plater por teléfono sobre el día en el que el mundo se le vino abajo. Su enfermedad hace inviable un trasplante autólogo, procedente de la propia médula ósea del paciente, y requiere el de otra persona (alogénico). Como ninguno de sus dos hijos resultó compatible, se recurrió a la base de datos internacional, que localizó al donante ideal a 12.000 kilómetros de distancia.

 

De haber seguido los cauces habituales, el traslado de las células madre que necesitaba Plater se habría realizado en un vuelo comercial. En un centro médico alemán habrían entregado a un mensajero especializado una caja refrigerada con las células recién obtenidas del donante, éste las habría llevado al aeropuerto, transportado en la cabina de un avión hasta Buenos Aires y entregado poco después en un hospital porteño. Plater estaría ya internada y preparada para recibirlas, porque este circuito sin fronteras funciona como un reloj de precisión: hay un plazo máximo de 72 horas desde el momento en el que se extraen las células madre de un donante hasta que se implantan en el receptor. Cualquier contratiempo puede ser mortal.

 

Desde 2003, cuando Argentina creó el Registro Nacional de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del Incucai, el instituto regulador de los trasplantes, 1.203 pacientes sin donante familiar han accedido a un trasplante alogénico de médula ósea. Se denomina así porque es en ese tejido blanco del interior de los huesos donde se generan las células sanguíneas. Hasta que la pandemia llegó al país suramericano, a principios de marzo, 22 operaciones de este tipo fueron posible gracias a donantes del exterior.

 

El coronavirus interrumpió el tráfico de pasajeros, pero Argentina ha encontrado dos alternativas. Algunas células madre, como las destinadas a Plater, viajaron en un vuelo de carga custodiadas por pilotos y auxiliares de vuelo. Otras lo hicieron en la bodega, criopreservadas en una solución especial a -196º en tanques con nitrógeno líquido que garantizaban la cadena de frío. Desde la entrada en vigencia de los nuevos protocolos, Argentina ha recibido cuatro donaciones internacionales de células progenitoras hematopoyéticas: dos procedentes de Alemania, una de Brasil y otra de Israel.

 

“Mi médica me avisó que se había podido tramitar y nos volvió otra vez el alma al cuerpo a mí y a toda mi familia”, cuenta Plater desde la unidad de trasplantes del Hospital Alemán. “Estoy asustada y con esperanzas”, dice a las puertas de un larga y complicada intervención médica. Primero recibirá altas dosis de quimioterapia para destruir por completo sus defensas y después se realizará la transfusión.

 

Riesgo de rechazo:
“El receptor y el donante de células madre requieren una compatibilidad absoluta porque hay que pensar que lo que se está trasplantando es el sistema inmune. Todo lo que el cuerpo no reconozca como propio lo va a intentar sacar y puede ser que produzca una enfermedad aún peor. Si el trasplante es exitoso y no hay rechazo, el receptor pasará a tener el sistema inmune del donante”, explica Pablo Galarza, coordinador del Registro Nacional de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH).

 

En 2019 se realizaron en Argentina 2.000 trasplantes de órganos y cerca de unos 1.200 trasplantes de médula ósea, en su mayoría autólogos, según datos del Incucai. A día de hoy, cerca de 5.000 enfermos renales esperan su turno para recibir un riñón y poco más de mil aguardan un hígado. A diferencia de estos casos, para el trasplante de médula ósea no hay lista de espera. El mayor obstáculo reside en la propia intervención, de una gran complejidad, subraya el presidente del Incucai, Carlos Soratti.

 

Un hospital necesita demostrar años de experiencia en trasplantes autólogos de médula ósea para poder realizar los que provienen de la donación de un familiar y dominar estos para llevar a cabo uno como el que será sometida Plater. Soratti señala que Argentina ha reactivado también las donaciones en dirección contraria. Un paciente de Estados Unidos hizo match este mes con un donante de Argentina. De no aparecer nuevos contratiempos, en breve una caja con células madre compatibles viajará para allá.

Células madres
Alemania
Argentina
Coronavirus
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus: Francia y Alemania presentan su plan de reactivación económica para Europa

En un comunicado conjunto, París y Berlín señalaron que estaban proponiendo autorizar a la Comisión Europea que pida prestado fondos en los mercados financieros a nombre de la Unión Europea (UE), respetando al mismo tiempo los tratados del bloque.
Martes 19 de mayo de 2020

Merkel y Macron, coronavirus, EuropaMerkel y Macron.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, propondrán la creación de un fondo europeo de 500.000 millones de euros para la reconstrucción, a destinar a los países más castigados por la pandemia de coronavirus.



En un comunicado conjunto, París y Berlín señalaron que estaban proponiendo autorizar a la Comisión Europea que pida prestado fondos en los mercados financieros a nombre de la Unión Europea (UE), respetando al mismo tiempo los tratados del bloque.



"Es necesario un esfuerzo colosal y Francia y Alemania están dispuestos a hacerlo", dijo Merkel, mientras que Macron expresó que "se trata de una crisis inédita que requiere una respuesta europea".



Al término de una reunión virtual mantenida con el presidente francés, la jefa de estado alemana dijo que la medida constituye una "respuesta corta" a la crisis planteada por la pandemia, que será seguida por una "respuesta larga" para afrontar las consecuencias a más largo plazo, y reconoció que hay países de la Unión Europea más afectados que otros, informó el portal español de noticias La Vanguardia.



Advirtió que "todo tiene que hacerse dentro de las reglas presupuestarias" de la Unión Europea, que la aplicación de las medidas futuras en el ámbito del combate de las consecuencias de la pandemia podrá requerir, además, una reforma de los Tratados comunitarios.



"Tenemos que actuar de manera europea", dijo y alertó de que las circunstancias actuales "ponen en peligro la unidad" del bloque comunitario.



El objetivo, concluyó, es que de la crisis actual salga una Unión Europea "fuerte y unida", y añadió que el fondo propuesto hoy es una cantidad inicial para contrarrestar las consecuencias de la pandemia en un primer momento, pero que su alcance será mayor.

Coronavirus
Francia
Alemania
UE (Unión Europea)